sábado, 27 de agosto de 2016

Jugador impetuoso.





No hemos dejado de mover nuestros caballos,
de trabajar en lluvia sus filos melódicos...
en una revancha colectiva de cimientos sobre lo perdido.
Con toda la fauna dormida en los pasos de agua...
con cada renuncia que es transparencia
de relojes impetuosos que atraviesan sus cabellos libres.
Paisajes a contracorriente en un parto desde los intestinos,
aventureros de estrellas en un escalofrío de los carros...
Ronronean guitarras
a las sombras del sentimiento
en su dibujo de ausencias,
cada aroma estimulante del recuerdo
 en la ciudad efervescente...
por una habitación en cada mano
 que ordeña tu nombre...
cada toro que ha perdido la luna
en un corazón de cuatro alas,
 espejismo cristalizado que han barrido parranderos
 con la escoba de la bruja.

lunes, 22 de agosto de 2016

El beso.








A veces nuestra sangre
 se busca el corazón en festivales de fantasmas,
a veces nos encontramos del otro lado del espejo,
dentro de un abrazo,
muertos de frío...
Dame un beso que me entierre en un manto de tus montes cálidos,
en tus oscuridades límpias...
Regresame de las palabras como de su boca,
dulzura ebria de la noche cristalina,
de  esa naricilla morenita y graciosa
en sus rasgos mimosos de luna.

domingo, 7 de agosto de 2016

El baile de las apariencias.

Los jugadores fuertes son los que conocen como cambia el destino
en una jugada a tiempo de perseverancia.
A menudo ocurre, perdemos nuestra partida con iniciativa que nos parecía buena,
y ganamos la que parece mala.

martes, 23 de febrero de 2016

Me gusta el ajedrez.



Tiene el arte de la posibilidad de los números grandes, de distancias de estrellas.Prodigio de la magia del juego; dos reinos en un salón donde danzan ideas hacia sus paisajes estéticos.
Protagonismo de una inacabable literatura del álgebra, una nueva aventura en cada partida, al amparo de nuestras decisiones.

martes, 29 de diciembre de 2015

Perder


Perder puede ser un nuevo comienzo; cuando ya ganaste vencer el miedo a perder.

lunes, 24 de agosto de 2015

La amenaza.



La amenaza , a corto plazo, se denomina táctica; a largo plazo, se denomina estrategia.
Un rival sin amenaza es un pasivo con la esperanza en el error ajeno, es actuar sin un guión para el éxito.

viernes, 22 de mayo de 2015

La estrella ajedrezada.




El ajedrez, para un soñador, es según el estado de ánimo; estéticamente brillante o matemáticamente opaco.